Manifiesto Brigadas

Manifiesto Brigadas

Nuestra historia como BRIGADAS TERRITORIALES es breve, apenas un año y medio de trabajo en el que las preguntas, los proyectos y las tareas han aflorado a veces con mayor rapidez que las condiciones que quisiéramos tener para hacernos cargo de todas ellas. Sin embargo este corto tiempo ha sido de grandes experiencias, y desde el ritmo vertiginoso de nuestra joven organización vamos desarrollando las primeras claridades sobre lo que vemos, lo que pensamos, lo que queremos y lo que hacemos, para levantarnos con más fuerza como la alternativa que construye universidad y futuros profesionales para las necesidades sociales.

En las poblaciones en las que trabajamos vemos la cara real del experimento neoliberal que se implantó y consolidó en las últimas décadas en nuestro país, esa que parece no medir ninguna estadística de crecimiento, que salta a la vista donde viven quiénes generan las riquezas con su trabajo diario pero sufren la pobreza en cada pasaje del vecindario; donde no alcanzan las horas del consultorio municipal y todos los meses se hacen bingos para que el vecino no tenga que morir esperando; donde el colegio municipal no ofrece ninguna alternativa real para el desarrollo de los niños, y las plazas están tomadas por la droga y el alcohol; donde los valores del reality y la cultura del consumo compiten con los de la organización. En definitiva, donde por haber dejado todas las condiciones de vida al arbitrio del mercado hoy se sobrevive dando el máximo y viviendo con el mínimo. Nos preguntamos ¿Qué hace la universidad ante esta realidad?

14034751_817967888338537_5357559175245977922_n LA CHILE Y SU EXTENSION

La universidad de Chile también fue intervenida y se ha acoplado a este experimento neoliberal y aunque en su discurso se plantea como pública y con un rol social, en su financiamiento, estructura y funciones está inserta en el mercado educativo y acomodada a sus lógicas, lo que se ve reflejado en la concepción de la extensión.

¿Es La Chile una universidad al servicio de las necesidades sociales? El conocimiento y la formación profesional, y por ende la extensión que realiza, desde sus planteamientos institucionales hasta sus prácticas, en lugar de ser un beneficio para la sociedad lo son para quienes pueden pagar por ella. Es así como la venta de servicios a empresas y sector público, foros y charlas académicas, la difusión cultural: obras de teatro y conciertos en la comunidad, los programas de educación continua, hoy constituyen las principales tareas que lleva a cabo la universidad con el nombre de extensión. Y si bien existen otras iniciativas que tienen un corte crítico, éstas son puntuales, aisladas, dependen de voluntades individuales de algunos académicos y estudiantes, y no se constituyen como una alternativa mayor que apunte a transformar la universidad en su conjunto.

Hablar y abordar el problema de la extensión es hacerse la pregunta por los principios rectores de nuestra universidad, partiendo por ¿para qué? y ¿para quién? trabaja La Chile.

Pensamos que la relación de la Universidad con la Sociedad parte desde su función esencial, que es la creación de conocimiento y formación de profesionales, cuyo desarrollo debe tener por objetivo la construcción de una nueva sociedad, justa e igualitaria, y nuevos sujetos, donde hombres y mujeres puedan desarrollarse plena e integralmente.

Para ello queremos que la extensión sea, más que una función, una característica fundamental de la universidad por la que luchamos, es decir, una forma de hacer investigación y docencia, una base que nos permita la generación de conocimiento crítico y la formación de profesionales comprometidos a partir de su quehacer inmerso en la realidad. De este modo, la universidad por medio de su diálogo permanente con sociedad -y viceversa-, debe ser interpelada y tensionada a definirse ante los grandes problemas sociales, estudiarlos y generar saberes útiles para su transformación. 13882223_804897496312243_1231736937425689450_n

Y si bien la Universidad no es la fuerza motriz de los cambios sociales, sí debe contribuir a ellos creando una voluntad colectiva en los sujetos que la componen para sustentar dichos cambios. Hoy somos privilegiados dentro del modelo al tener la oportunidad de estudiar en la Universidad de Chile y mañana lo seremos al tener el título, nuestro enemigo lo sabe y juega con este estatus tensionándonos a diario. Es aquí donde se vuelve fundamental poner énfasis en formarnos como profesionales conscientes de cuál debe ser nuestro rol, para que estemos dispuestos a comprometer nuestro proyecto de vida con las necesidades del pueblo, a dar lo mejor de nuestro trabajo por los demás, a asumir ciertos sacrificios y renunciar a la pasividad y al acomodo, para actuar con consecuencia poniendo a disposición nuestros conocimientos, instrumentos y herramientas.

 

LAS BRIGADAS TERRITORIALES 

Las BRIGADAS TERRITORIALES somos una organización que nace a principios del 2014 como un área de trabajo del Vamos Construyendo. En las brigadas participamos estudiantes de distintas carreras de la Chile: de Salud, Sociales, FAU, Artes, Antumapu. Buscamos constituirnos como una alternativa que dispute el que hacer de nuestra universidad para que esté verdaderamente al servicio de mejorar las condiciones de vida de nuestro pueblo y aportar herramientas y conocimiento para la transformación social.

Nuestro trabajo se caracteriza por una apuesta política para nuestras disciplinas, donde generar una vinculación con las organizaciones, vecinos y vecinas del sector no solo nos permite aportar herramientas y conocimientos sino también tensionar cómo y para qué se genera conocimiento. Somos un espacio de aprendizaje, reflexión y creación en donde nos cuestionamos nuestra formación profesional y la utilidad de nuestras carreras con respecto a estas necesidades, porque para nosotros venir a la universidad no se trata de acumular conocimientos para un título sino de desarrollar experiencias donde los conocimientos toman vida, se comparten y son útiles a los demás. Establecemos relaciones de bidireccionalidad, es decir no somos los universitarios los que sólo llevamos el conocimiento, sino que buscamos levantar en conjunto con los pobladores necesidades y propuestas en las que podamos desarrollar un trabajo. La interdisciplinariedad es otro de nuestros principios, entendemos que los problemas sociales no son problemas de algunas disciplinas en particular, al contrario responden a diversos factores y se requieren abordar desde su complejidad. Finalmente, buscamos trabajar con organizaciones sociales populares, para ser un aporte a la construcción de sus procesos de organización y lucha, entregando y construyendo conocimientos, lo que nos permite problematizar nuestras carreras y a la universidad en la tarea de que la creación de conocimientos y la formación de profesionales tenga como norte la transformación social.

13895105_804938339641492_2656658655085480354_n

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *