A 95 años de la Muerte de Rosa Luxemburgo: un Pensamiento y Práctica que vale la pena Recordar

rosa-luxemburgo

“En el curso de esta guerra, el imperialismo ha obtenido la victoria. Haciendo intervenir con toda su fuerza la espada sangrienta del asesinato de los pueblos, ha arrastrado la balanza al abismo de la desolación y de la vergüenza. Todo este fardo de vergüenza y desolación no será contrabalanceado mas que si sabemos sacar de la guerra la lección que ella contiene, si el proletariado llega a rehacerse y si cesa de jugar el papel de un esclavo manipulado por las clases dirigentes, para convertirse en el amo de su propio destino.”

Rosa Luxemburgo

Rosa Luxemburgo (1871 – 1919) es controversial de principio a fin: mujer y militante en el siglo XIX, judía y polaca en una alemania nacionalista y fuertemente crítica del pensamiento de izquierda de la época y de los principales ideólogos de la socialdemocracia, luego de militar en su partido. Vale la pena revivir su carácter, no solo por lo “atrevida” que parece, sino que también por las importantes reflexiones que hasta hoy cobran sentido.

Militó en el Partido Socialdemócrata de Alemania el cual dejó con fuertes críticas hacia el apoyo a la participación en la I Guerra Mundial y de ciertos aspectos de su política “reformista”, posteriormente fue lider de la “Liga Espartaco” y del nuevo Partido Comunista alemán. Mantuvo un rol relevante al interior de dichas orgnánicas, en formación e instrucción política y sobre aspectos económicos. Es conocida por su crítica al autoritarismo político, de género y nacionalismos, los cuales comprendió como problemas políticos, jamás aislados de los problemas estructurales. Mantuvo una postura critica sobre las posiciones de la izquierda de su época y sin duda fue un aporte en el desarrollo teórico del socialismo y la revolución.

Uno de sus principales legados se resume en la frase “socialismo o barbarie”, bajo la cual se expresa la necesidad de transformaciones radicales, la lucha por el socialismo y el inminente retroceso que significaría para el pueblo y la gran mayoría de dominados el que la burguesía y el capitalismo siguieran su curso tal como estaban.

La claridad de que solo la lucha por el socialismo, y no cambios graduales o la evolución pacífica del capitalismo hasta una posible mejor calidad de vida para todos, es decir, de transformaciones de fondo para acabar con la explotación y dominación también se inserta en un importante debate llevado adelante por Rosa Luxemburgo, el de “reforma o revolución”, segundo gran legado, que nos permite hoy comprender que no ha existido en la historia un desenvolvimeinto del capitalismo que haya traido consigo mejoras para el pueblo, que no se puede intentar reformar el modelo capitalista bajo el que vivimos, y que solo es posible y necesaria una lucha revolucionaria por un nuevo modelo sin explotación de unos pocos sobre muchos. Se puede resumir la postura de Rosa con las palabras de Kohan:

“El simple recuerdo de su figura provoca una incomodidad insoportable en aquellos que intentan emparchar y remendar los “excesos” del capitalismo… para que funcione mejor. Los que reciclan y maquillan las viejas utopías reaccionarias intentando “convencer” pacíficamente y con buenos modales al capital para que nos explote —un poquito— menos y a sus instituciones para que sean —un poquito— democráticas.“

Evidentemente dichas palabras tuvieron de la mano una práctica coherente: Rosa luchó junto al pueblo hasta el último día de su vida. Fue arrestada por lo menos nueve veces y su muerte que hoy conmemoramos fue el resultado de una insurrección entre los años 1918 y 1919 llevaba adelante por ella misma, la cual no solo le costó el odio de la derecha, sino que también de sus compañeros del Partido Socialdemócrata de Alemania.

Hoy relevamos a Rosa Luxemburgo porque luchó por demostrar que el socialismo no sería una concesión de la clase dominante hacia los explotados, sino que debía ser producto de la construcción de un movimiento consciente de todos los desfavorecidos. En nuestro país más que nunca es necesario hacer carne esta idea.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *